Existen variaciones del hummus que se pueden combinar con los bastones de apio

Deliciosas variaciones de hummus para disfrutar con bastones de apio

El hummus es un delicioso dip de origen mediterráneo hecho a base de garbanzos, aceite de oliva, tahini y otros ingredientes. En Argentina, es una opción cada vez más popular para disfrutar con bastones de apio o como acompañamiento de otros platos. En este artículo, te presentaremos seis variaciones de hummus que puedes preparar en casa para disfrutar de nuevos sabores y texturas. Desde hummus de remolacha hasta hummus de aguacate, estas opciones son una excelente manera de agregar variedad a tus comidas y obtener los beneficios nutricionales de los garbanzos. ¡Sigue leyendo para descubrir estas deliciosas recetas!

Hummus de Remolacha

El hummus de remolacha es una opción vibrante y colorida que agrega un toque de dulzura y frescura al clásico hummus. Para prepararlo, necesitarás los siguientes ingredientes:

– 1 remolacha cocida
– 1 lata de garbanzos
– 2 cucharadas de tahini
– 2 cucharadas de aceite de oliva
– 1 diente de ajo
– Jugo de medio limón
– Sal y pimienta al gusto

En primer lugar, pela la remolacha cocida y córtala en trozos pequeños. Luego, enjuaga y escurre los garbanzos. En un procesador de alimentos, agrega la remolacha, los garbanzos, el tahini, el aceite de oliva, el ajo, el jugo de limón, la sal y la pimienta. Procesa todo hasta obtener una consistencia suave y cremosa. Si es necesario, añade un poco de agua para obtener la textura deseada. Sirve el hummus de remolacha en un plato, rocía con un poco de aceite de oliva y decora con semillas de sésamo. ¡Disfruta de esta opción colorida y sabrosa!

Nota: Recuerda que puedes ajustar los ingredientes según tus preferencias personales. Si te gusta el sabor más intenso de la remolacha, puedes agregar más, o si prefieres un sabor más suave, puedes reducir la cantidad utilizada.

Hummus de Aguacate

El hummus de aguacate es una variación cremosa y llena de sabor que combina los beneficios del hummus con la suavidad y el sabor único del aguacate. Estos son los ingredientes que necesitarás:

– 1 aguacate maduro
– 1 lata de garbanzos
– 2 cucharadas de tahini
– 2 cucharadas de aceite de oliva
– 1 diente de ajo
– Jugo de medio limón
– Sal y pimienta al gusto

Comienza pelando y cortando en trozos pequeños el aguacate maduro. Luego, enjuaga y escurre los garbanzos. En un procesador de alimentos, coloca el aguacate, los garbanzos, el tahini, el aceite de oliva, el ajo, el jugo de limón, la sal y la pimienta. Procesa todo hasta obtener una mezcla suave y cremosa. Si es necesario, agrega un poco de agua para lograr la consistencia deseada. Sirve el hummus de aguacate en un plato, rocía con un poco de aceite de oliva y espolvorea con cilantro picado. ¡Disfruta de esta deliciosa combinación de sabores!

Nota: Puedes ajustar los sabores según tus gustos personales. Si prefieres un sabor más intenso a aguacate, puedes agregar más aguacate maduro o si te gusta más suave, puedes reducir la cantidad utilizada.

Hummus de Zanahoria

El hummus de zanahoria es una opción sabrosa y nutritiva con un toque ligeramente dulce. Además de los beneficios del hummus tradicional, obtenemos los nutrientes adicionales de las zanahorias, como la vitamina A y la fibra. Estos son los ingredientes necesarios:

– 2 zanahorias grandes
– 1 lata de garbanzos
– 2 cucharadas de tahini
– 2 cucharadas de aceite de oliva
– 1 diente de ajo
– Jugo de medio limón
– Sal y pimienta al gusto

Comienza por pelar y cortar las zanahorias en trozos pequeños. Luego, enjuaga y escurre los garbanzos. En un procesador de alimentos, coloca las zanahorias, los garbanzos, el tahini, el aceite de oliva, el ajo, el jugo de limón, la sal y la pimienta. Procesa todo hasta obtener una consistencia suave y cremosa. Si es necesario, añade un poco de agua para ajustar la consistencia. Sirve el hummus de zanahoria en un plato, rocía con un poco de aceite de oliva y decora con hojas de perejil picadas. ¡Disfruta de este hummus lleno de sabor y beneficios para la salud!

Nota: Si prefieres una textura más suave, puedes cocinar las zanahorias previamente al vapor hasta que estén tiernas antes de agregarlas al procesador de alimentos.

Hummus de Paprika

El hummus de paprika es una variación ahumada y llena de sabor que agrega un toque de calidez a tus comidas. Estos son los ingredientes que necesitarás:

– 1 lata de garbanzos
– 2 cucharadas de tahini
– 2 cucharadas de aceite de oliva
– 1 diente de ajo
– Jugo de medio limón
– 2 cucharaditas de pimentón ahumado
– Sal y pimienta al gusto

Enjuaga y escurre los garbanzos. En un procesador de alimentos, coloca los garbanzos, el tahini, el aceite de oliva, el ajo, el jugo de limón, el pimentón ahumado, la sal y la pimienta. Procesa todo hasta obtener una mezcla suave y cremosa. Si es necesario, agrega un poco de agua para ajustar la consistencia. Sirve el hummus de paprika en un plato, rocía con un poco de aceite de oliva y espolvorea con pimentón ahumado adicional. ¡Disfruta de este hummus lleno de sabores intensos!

Nota: La cantidad de pimentón ahumado puede ajustarse según tu preferencia personal. Si te gusta un sabor más ahumado, puedes agregar más, o si prefieres un sabor más suave, utiliza menos.

Hummus de Almendras

El hummus de almendras es una opción cremosa y rica que agrega un toque de nutrición y sabor a tus platos. Estos son los ingredientes necesarios:

– 1 lata de garbanzos
– 1/4 taza de almendras
– 2 cucharadas de tahini
– 2 cucharadas de aceite de oliva
– 1 diente de ajo
– Jugo de medio limón
– Sal y pimienta al gusto

Enjuaga y escurre los garbanzos. En un procesador de alimentos, coloca los garbanzos, las almendras, el tahini, el aceite de oliva, el ajo, el jugo de limón, la sal y la pimienta. Procesa todo hasta obtener una mezcla suave y cremosa. Si es necesario, añade un poco de agua para ajustar la consistencia. Sirve el hummus de almendras en un plato, rocía con un poco de aceite de oliva y decora con almendras picadas. ¡Disfruta de este hummus cremoso y lleno de sabor y textura!

Nota: Puedes utilizar almendras tostadas o crudas según tu preferencia. Si las almendras son crudas, puedes tostarlas ligeramente en un sartén antes de añadirlas al procesador de alimentos para resaltar aún más su sabor.

Conclusión

El hummus es un dip versátil y delicioso que se puede disfrutar de muchas formas. Estas variaciones de hummus con remolacha, aguacate, zanahoria, paprika y almendras son solo algunas de las muchas formas en que puedes experimentar con este sabroso plato. Además de ser una opción sabrosa, el hummus también es nutritivo, ya que los garbanzos son una excelente fuente de proteínas, fibra y otros nutrientes importantes. Puedes disfrutar de estas recetas caseras de hummus con bastones de apio, pan pita, vegetales o como acompañamiento de tus platos favoritos. ¡Atrévete a probar nuevas combinaciones y disfrutar de estos dips llenos de sabor y beneficios para la salud!

Preguntas frecuentes

¿Cómo almacenar el hummus?

El hummus se puede almacenar en un recipiente hermético en el refrigerador hasta por una semana. Asegúrate de cubrirlo con una fina capa de aceite de oliva para mantenerlo fresco y evitar que se seque. Si notas algún cambio en la consistencia o el olor, es mejor desecharlo.

¿Puedo congelar el hummus?

Sí, el hummus se puede congelar. Colócalo en bolsas de plástico o recipientes herméticos y guárdalo en el congelador por hasta tres meses. Al descongelarlo, es posible que observe un cambio en la consistencia, pero puedes mezclarlo antes de consumirlo. Siempre prueba y verifica la calidad antes de consumir el hummus congelado.

¿Cómo puedo personalizar el sabor del hummus?

El hummus es altamente personalizable y puedes agregar diferentes sabores y especias para adaptarlo a tus gustos. Algunas opciones populares incluyen cilantro, comino, pimientos picantes, jalapeños, aceitunas u otros ingredientes que te gusten. Experimenta y encuentra tus propias combinaciones deliciosas.

¿Cómo puedo hacer el hummus más suave o más espeso?

Si deseas un hummus más suave, puedes agregar más líquido, como agua, jugo de limón o aceite de oliva, durante el procesamiento. Si prefieres un hummus más espeso, puedes reducir la cantidad de líquido o agregar menos aceite de oliva o tahini.

Recuerda que estas son solo algunas preguntas frecuentes sobre el hummus, pero siempre puedes experimentar y encontrar tus propias respuestas a medida que explores y disfrutes de este delicioso y versátil dip.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies